¿Sabías que el 19 de noviembre se festeja el Día del Hombre? 

Durante muchos años se le ha dado poca o nula visibilidad a este día, ¿cómo hacerlo realmente importante y relevante? 

Comencemos a festejar el redescubrimiento del verdadero caballero: Pongamos en alto el concepto correcto de masculinidad visibilizando que cada hombre puede expresar su género como desee, eliminando las presiones sociales conociéndonos y reconociéndonos como seres sensibles, vulnerables, libres de amar y, lo más importante, llevando a la práctica que nada relacionado a la feminidad es opuesto e incorrecto sino un complemento de lo que somos.  

Muchas veces las palabras se quedan solo en intenciones, pero ¿cómo podemos contribuir para comenzar un cambio real? 

Ajustemos la perspectiva que tenemos del rol masculino en la sociedad: sabemos que las responsabilidades deben ser compartidas, podemos encargarnos de la crianza y educación de nuestros hijos, usar nuestros colores favoritos sin importar cuáles sean y recordar que no necesitamos alcanzar un estatus laboral para ser plenos. Los nuevos caballeros sabemos respetar un no, promovemos que la violencia de cualquier tipo es injustificable, que la empatía y sensibilidad debe ser parte de nuestro reaprendizaje y que nuestras emociones son importantes. 

Como hombres, estamos en una lucha constante en la que nuestro actuar debe romper con el estereotipo de cómo “debe” ser el género masculino para volver a comenzar como sociedad y ser el ejemplo de futuras generaciones. Busquemos alcanzar la verdadera libertad sosteniendo que los hombres no lloran, pero los nuevos caballeros no temen expresar sus sentimientos.   

¿En que tienes que trabajar para ser un nuevo caballero?